Suspenden temporalmente licencia ambiental para construir hidroeléctrica en el río Samaná

La medida cautelar del Consejo de Estado busca brindar garantías en el proceso de restitución de tierras de un grupo de campesinos de San Carlos, Antioquia.

Una acción popular interpuesta en el año 2015 por reclamantes de tierras frenó de manera temporal la licencia ambiental de la empresa Celsia, para construir la hidroeléctrica Porvenir II sobre el río Samaná.

“El proyecto aprobado requiere el uso de predios que son objeto de procesos de restitución de tierras, y propone la reubicación de las familias víctimas del desplazamiento forzado”, indicó el Consejo de Estado en un reciente fallo.

La decisión fue celebrada por ambientalistas que buscan que el afluente no se vea afectado.

“Se protege un río como Samaná que es de los únicos ríos libres en Antioquia de hidroeléctricas o de intervención extractiva”, manifestó Nelson Duque Arias.

Sin embargo, la suspensión provisional del proyecto tendría dividida a la población.

“Hay muchos que quieren que el proyecto siga adelante solamente por lo económico, pero hay otros que piensan que dos o tres años de empelo que les darían a los campesinos y después qué van a hacer, ya no va a haber pesca, ya no haber turismo”, señaló Yesica Tatiana Flórez Benítez.

Desde la Alcaldía de San Luis ven con preocupación que esta medida frene los proyectos de desarrollo económico que se tienen proyectados en la región.

“Con Porvenir teníamos ya concertadas unas inversiones importantes en torno a pavimentación de vías, construcción de comando de policía del corregimiento El Prodigio, y otras obras de infraestructura que difícilmente se consigue cofinanciación para ellas”, indicó Diego León Ramírez Ortiz, secretario de Cultura y Medio Ambiente de San Luis.

Por su parte desde el proyecto manifestaron que realizaron todo el proceso del plan de manejo, donde se tuvieron en cuenta a las víctimas.

“Nosotros somos respetuosos de este tipo de providencias, sin embargo, interpondremos los recursos que estén a nuestro alcance, es importante anotar que el proyecto Porvenir II es un proyecto muy importante para el desarrollo del país”, expresó Carlos Mauricio Meza, líder de proyectos de generación de Celsia.

La licencia ambiental con la que cuenta la empresa Celsia vence en aproximadamente un año, por lo que en este mismo tiempo tiene que darle respuesta a esta sentencia del Consejo de Estado para poder definir si se construye o no la hidroeléctrica.

Tomado de: www.caracoltv.com

Comentarios de Facebook