¿Qué pasó con los árboles en el parque de Alejandría?

La tala de algunos de los árboles más emblemáticos del parque de Alejandría ha generado rechazo entre la comunidad, durante los últimos días, muchos se manifestaron en contra de estas medidas en las redes sociales, con fotos y videos abrieron el debate frente a estas acciones tomadas por la administración municipal.

Uno de los primeros videos muestra la caída del Guayacán de la esquina de Don Berardo o El Everest, diagonal al Kiosko.

En el siguiente video, se observa la caída del Guayacán de la esquina del Autoservicio Alejandría y El Almacén Cafetero, un error hace que el árbol se precipite sobre el cerco que delimita las obras de remodelación del parque, pero no causó ningún otro percance.

Ambos vídeos han desatado una oleada de comentarios cargados de tristeza, rabia e indignación, especialmente de los Alejandrinos que están en las colonias y recuerdan con nostalgia a los hermosos Guayacanes amarillos florecidos.


Comercio sobre paisaje.

Un hecho que no pasó desapercibido, es que los lugares donde estaban los dos guayacanes, ya fueron tapados y ahora serán parte de la vía, para facilitar el tráfico en doble sentido por la carrera Córdoba, esto se debe a la presencia de los paraguas en todo este sector, que son parte vital del comercio del parque principal.


Esta era la panorámica del parque en los años 90, publicada por el Periódico El Nudillal.

La administración justifica la tala.

El alcalde Luis Fernando López, se pronunció frente al tema el pasado viernes 24 de mayo, durante su programa institucional en la emisora Nare Stereo 89.4 FM.

El mandatario aclaró que esta no es una acción arbitraria de la administración, que el permiso que contempla la intervención de 11 árboles, había sido solicitado a Cornare desde el año 2016, “cuando ni siquiera soñábamos con el parque, nosotros queríamos hacer un tema de poda y mantenimiento.” De esos 11 árboles al día de hoy se han cortado 7 árboles.

Fue enfático en señalar que la principal motivación para talar estos árboles es el riesgo que implican por su altura, “Hay árboles que los podemos ver muy bonitos, pero mecánicamente cuando tienen inclinación puede haber un tema de riesgo, no solamente para el espacio público, sino también para las viviendas que están a los lados.”

Pero que además estos árboles ya estaban en malas condiciones y por ello se realizó este procedimiento, “El guayacán de la esquina de Don Berardo, de ese árbol se regaló toda la madera, porque realmente el corazón ya de la madera del árbol por dentro, estaba malo. Entonces realmente era un acierto, porque realmente los permisos no los damos nosotros como administración sino CORNARE como autoridad ambiental competente que avala estas decisiones.

El guayacán de la esquina del Autoservicio, también era un requerimiento de los mismos comerciantes que estaban ahí.

El casco de vaca que se tumbó al frente de la ferretería Hierrovariedades, tenía una inclinación que no teníamos que esperar que pasara, porque era obvio.

La palmera que se cortó en el parque, no estaba contemplada inicialmente, pero la palmera estaba ya muerta, aunque se tiene permiso para otros 4 árboles, estos no se van a quitar.”

Además, el mandatario expresó la obligación que tiene como funcionario de velar por la protección del patrimonio, pero sobre todo de las vidas humanas:

“Realmente lo más importante es primero conservar la vida humana, tenemos que ser ambientalistas, pero tenemos que ser realistas que de alguna forma esos árboles implicaban un riesgo, y yo les voy a presentar un panorama, ¿qué pasa si uno de estos árboles caía sobre una de estos negocios, viviendas, y hace un daño?, ¿qué va a hacer la persona? Primero que todo se va para la administración buscando una solución, cuando no quedan contentos con la solución, entonces dicen: yo demando, y el municipio tendría que pagar, para después presentar una acción de repetición, contra ese funcionario que omitió dentro de sus funciones, tomar buenas decisiones y una es proteger los bienes patrimoniales de las personas y las vidas humanas.”

Finalmente, el mandatario explicó cómo se van a reponer estos árboles, “Estamos mirando con ingenieros forestales, que árboles podemos sembrar, que sean bonitos y que también sean nativos y acordes a los climas que tiene nuestro municipio, para tener las mejores opciones para el parque, árboles que sin ser muy grandes generen buena sombra.”

Antecedentes que predecían una tragedia.

Un hecho del que no tenemos registro fotográfico, pero que es recordado por la comunidad es “la vez que se cayó el árbol al frente de la casa de doña Mariela Garcés, que menos mal se fue sobre la calle y no afectó ningún vehículo, ni las viviendas, pero que pudo ser una tragedia, además las raíces han deteriorado las calles del parque y han dañado los alcantarillados”.

Y otro frondoso árbol que se desplomó hacia el kiosko Brisas del Nare, pero no causó ninguna afectación.

Las obras del proyecto de remodelación del parque de Alejandría, están a cargo de CONSORCIO PARQUE 2019 (constituido por las empresas EQUICONSTRUCCION S.A.S y GRUPO SYC S.A.S.) con un plazo de ejecución de 8 meses, entre el 22 de marzo al 22 de noviembre de 2019. Con un valor aproximado de $2.550 millones de pesos, incluida la interventoría a cargo de MASORA.

Lea también:

Comentarios de Facebook