El economista Arlen Guarín: orgullo eafitense

Arlen está en el tercer año de Doctorado en Economía en la Universidad de California, Berkeley.

A los 11 años Arlen Guarín fue electo como gerente de una cooperativa infantil. A los 16 obtuvo el primer puesto en las pruebas Icfes de su colegio y obtuvo una beca completa para estudiar Economía en EAFIT. A los 23 recibió su título como magíster en Matemáticas Aplicadas. Hoy, a las 27, cerca de obtener su título de Doctor, afirma que, de haber más oportunidades para jóvenes como él, la brecha social podría disminuir.

La historia de Arlen empezó a escribirse en medio de los cafetales de Galilea, una vereda de Granada, que en escalera está a cerca de una hora y 15 minutos del casco urbano de este municipio en el Oriente antioqueño. Al cumplir 12 años la violencia los obligó -a él y a su familia- a dejar el campo para empezar de cero en Medellín, donde su disicplina y excelente desempeño académico lo llevaron a obtener el primer puesto en las pruebas Icfes y una beca completa para realizar sus estudios de educación superior en la Escuela de Economía y Finanzas de la Universidad EAFIT.

Cuando llegué a Medellín fue un poco difícil adaptarme al nivel académico. No es el mismo en una ciudad que en una zona rural, pero con disciplina logré sacar el bachillerato adelante.

Antes de la beca, Arlen solo tenía como opción una universidad pública. Sin embargo, se inscribió a las Olimpiadas del Conocimiento no muy convencido de obtener  un resultado que lo ubicara en los primeros lugares.  Por eso, cuando gracias a su excelente desempeño, formó parte de los mejores bachilleres de Medellín sólo pensó: “Todos los logros en la vida están ahí, solo falta que uno se esfuerce por poner su nombre”.

Hoy, ya economista y magíster en Matemáticas Aplicadas, tiene el recuerdo intacto de ese momento cuando sus padres, emocionados y llenos de orgullo en la tribuna corrieron a la tarima de premiación para felicitarlo.

¿Por qué decidió estudiar economía?

Arlen la tenia clara desde muy pequeño. Lo supo, precisamente en su pueblo natal cuando fue elegido como gerente de Coingra, una iniciativa liderada por las cooperativas Creafam y Coogranada, que buscaba ayudar a la reconstrucción del municipio luego de la oleada de violencia.​

Esta cooperativa infantil motivaba a los niños a participar de una alternativa de escape, al ofrecer ayuda psicológica y fomentar en ellos la cultura del ahorro. Fue entonces cuando Arlen descubrió que, “cuando fuera grande”quería hacer algo relacionado con el tema económico y financiero, pero enfocado en la parte social.​

Así llegó a EAFIT con unabeca completa, ocupando siempre los primeros lugares en la Escuela de Economía y Finanzas. Fue monitor en materias como Introducción a la economía, Macroeconomía, y en la maestría y especialización en Economía.​​​ Estas actividades las combinaba con la participación en el semillero de investigación en Organización Industrial y Regulación Económica, y con los cursos de inglés en el Centro de Idiomas de la Institución.

“Fui un poco desordenado, tal vez porque me metía en muchas actividades”​, recuerda… y es que Arlen tuvo largas jornadas en la Universidad, espacio que se convirtió en su segundo hogar.  

Hasta hace tres años fue profesor en el Campus y en la Universidad Autónoma Latinoamericana. Además, trabajó en el Banco de la República hasta 2016.

Hoy, a sus 27 años, está en el tercero de doctorado en Economía de la Universidad de California, Berkeley, donde evalúa los efectos de las compensaciones de la Unidad de Víctimas.

En enero del 2012 se crea La Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, una institución que ayuda a las víctimas del conflicto, crea oportunidades de emprendimiento y se encarga de administrar las reparaciones del Estado a las familias vulnerables. Arlen se encuentra evaluando, en el marco de su doctorado en Economía, los efectos de las reparaciones a las víctimas del conflicto.

​“Nosotros vemos cuáles son los efectos de estas reparaciones a las víctimas del conflicto en las decisiones que ellos toman porque son unas reparaciones que no tienen ningún tipo de condición”, comenta.

¿Qué dicen de él?

El primer trabajo que realizó Arlen para una empresa, fue apoyando, como asistente administrativo, al docente Andrés Ramírez Hassan en una consultoría para Fedegán, en el que desarrolló un aplicativo para identificar las fincas con mejores prácticas ganaderas en el país.

​“Fue una gran experiencia. Apoyé al profesor cuando estaba en quinto semestre. Cuando me llegó el primer pago –dice entre risas– me sentí la persona más acaudalada”.​

Desde los inicios de su carrera, el profesor Ramírez identificó en Arlen a un estudiante con gran potencial y un elevado coeficiente intelectual. “Arlen estuvo conmigo en un semillero de investigación y ahí desarrollamos un proyecto sobre metodologías de análisis de eficiencia. Luego hicimos la consultoría para Fedegán y luego fui su asesor de trabajo de grado en la maestría”, cuenta el docente.​​ Para él, Arlen fue uno de los investigadores más destacados que tuvo, en su momento, el​ Banco de la República, sede Medellín. Además, resalta su excelencia como ser humano e hijo, que ha tratado de darles gusto a sus padres y ha sido un ejemplo para muchos.

Por su parte, Álvaro Arturo Hurtado Rendón, profesor e investigador del departamento de Economía, recuerda a Arlen como un estudiante destacado y con capacidad de abstracción, interesado por la ciencia económica y muy disciplinado.​“Arlen es un buen ejemplo a seguir por los estudiantes y futuros egresados del pregrado y la maestría en Economía”, anota.

Arlen está convencido que de haber más oportunidades para jóvenes como él, la brecha social podría disminuir.

Publicado por: http://www.eafit.edu.co/escuelas/economiayfinanzas/noticias-eventos/Paginas/arlen-guarin-orgullo-eafitense.aspx?fbclid=IwAR3sHtHrQDxYS8oOyrm1EwyPLBkL64cSRwaP_KiEwWjRVHT8XmSSiOhnewU

Comentarios de Facebook