Ejercito neutraliza explosivos en el sur de Córdoba, maquinaria dedicada a la explotación ilícita de yacimientos mineros en Chocó y captura delincuentes en el Bajo Cauca antioqueño

Los resultados han permitido afectar las redes criminales y logísticas de rentas ilícitas de los diferentes grupos armados organizados que allí delinquen.

 

Tropas del Ejército Nacional, en desarrollo de operaciones militares, desplegadas de manera sostenida, lograron en las últimas horas, la neutralización de varias acciones delictivas y explosivos en los departamentos de Córdoba, Antioquia y Chocó.

Es así, como gracias a información suministrada por la Red de Participación Cívica, se pudo localizar y destruir de manera controlada varios artefactos y minas antipersona instalados, ubicar e inutilizar maquinaria empleada en la explotación ilícita de yacimientos mineros y la captura de varios miembros de grupos armados organizados.

Actividades de desminado
Actividades de desminado

El primer hecho se registró en la vereda Santa Rosa, zona rural de Puerto Libertador, al sur de Córdoba. Allí, nuevamente, los uniformados llegaron a varios puntos donde lograron neutralizar cuatro minas antipersona, que habían sido instaladas por la subestructura Rubén Darío Ávila, del Clan del Golfo con el objetivo de atentar contra la población civil. Técnicos antiexplosivos del Ejército Nacional, tras acordonar la zona y verificar las condiciones del terreno, procedieron a destruirlos de manera controlada. Llama la atención que estas mortales trampas, fueron ubicadas en caminos veredales que a diario son empleados por los campesinos del sector para desarrollar sus actividades cotidianas.

Este es la quinta intención terrorista que se logra evitar gracias a la rápida reacción de las tropas, lo que permite garantizar las condiciones de protección y seguridad de los pobladores.

Otro hecho, se produjo en la subregión del Bajo Cauca antioqueño. En la vereda El Rayo de Tarazá, se logró ubicar un grupo de criminales pertenecientes a la subestructura Julio Cesar Vargas del Clan del Golfo. En ese lugar, estos individuos intentaban esconderse de las constantes operaciones que tiene desplegadas la Campaña Militar y Policial Aquiles. Allí luego de combates, se logró la captura en flagrancia de cuatro sujetos quienes estaban al mando de alias Ricardo, segundo cabecilla de esta subestructura, encargado de ordenar homicidios y cobro de extorsiones en el municipio. Así mismo se logró la incautación de un fusil, munición, una granada de mano, así como material de intendencia. Este material y los delincuentes, fueron dejados a disposición de las autoridades competentes.

En simultánea, cinco sujetos más fueron capturados en el municipio de Cáceres. Allí, en el barrio Buenos Aires y en el corregimiento El Guarumo, los militares ubicaron a estos individuos pertenecientes a la subestructura Virgilio Peralta Arenas (conocidos como Caparrapos) a quienes les hallaron tres armas de fuego, munición y droga, que al parecer seria para las plazas de micro tráfico. Así mismo, se investiga si estos sujetos estarían relacionados con la planeación de ejecución de homicidios selectivos.

Minería ilegal
Minería ilegal

Por último, en desarrollo de operaciones militares desplegadas dentro de la línea estratégica Agua, Biodiversidad y Medio Ambiente de la Política de Defensa y Seguridad de la República de Colombia, el Ejército Nacional de manera conjunta y coordinada con la Armada y la Policía, desvertebraron una unidad de producción de explotación ilícita de yacimientos mineros en zona rural de El Carmen del Darién al norte del Chocó. El hecho, se produjo en la vereda La Urada – Jiguamiandó, allí se inutilizaron e incautaron una retroexcavadora, dos dragas, varios galones de combustible, herramienta para el mantenimiento de la maquinaria y equipos allí empleados, víveres y documentos que a esta hora son verificados por analistas de inteligencia militar. Estos elementos estarían avaluados en cerca de $1500 millones y harían parte de la estructura logística y de rentas criminales del frente Manuel Hernández El Boche del Frente de Guerra Occidental del ELN, y se estableció que podría generar ganancias superiores a los $320 millones mensuales.

En esta acción fueron capturados seis sujetos, quienes al igual que la maquinaria fueron dejados a disposición de las autoridades competentes para su respectivo proceso de judicialización.

Con este resultado se logra afectar de manera contundente el sistema de generación de rentas ilícitas de ese grupo armado organizado, que sin importar las consecuencias medio ambientales buscar obtener lucro. De igual manera se detienen los graves daños a la flora, fauna y fuentes hídricas que se venían generando por el empleo de forma indiscriminada de maquinaria y químicos, ya que no contaba con ninguna clase de control.

Así mismo, en el corregimiento Tabor, zona rural de Tadó Chocó, en la vía que comunica a Quibdó con Pereira, un Soldado profesional que retornaba de disfrutar de un período vacacional fue retenido de manera arbitraria e ilegal, en la noche del 25 de abril hasta el 27 del mismo mes, por parte de miembros de la comunidad indígena Tarena (cuyo Gobernador es José Reinel Valencia) quienes estaban bloqueando esa carretera, violando de manera cobarde todos sus derechos. Según se pudo establecer el uniformado fue detenido, incomunicado (le retuvieron sus documentos y teléfono celular) y los mantuvieron aislado en un salón bajo custodia de miembros de la guardia indígena. Los aborígenes querían usar al militar como elemento de presión ante las autoridades para exigir algunas prebendas. Durante dos días lo retuvieron y, presionado y bajo amenazas, lo obligaron a grabar una serie de videos en contra de las instituciones. La denuncia por secuestro fue presentada ante la Fiscalía de Quibdó.

Las operaciones militares que se vienen desplegando en el noroccidente de Colombia ha permitido que durante los primeros cuatro meses de este 2019 se hayan realizado 624 capturas, encontrado y neutralizado 81 minas y artefactos explosivos e inutilizado 73 dragas, 20 retroexcavadoras y 133 motores y/o motobombas.

Estos resultados han significado un significativo debilitamiento de las redes criminales, así como de las logísticas y de finanzas ilícitas. Lo que ha permitido avanzar en temas de seguridad, mejorando los principales índices de seguridad en las regiones de los tres departamentos.

Al Bajo Cauca antioqueño, el sur de Córdoba y el norte del Chocó, áreas priorizadas para el desarrollo de operaciones militares los esfuerzos se han aumentado tanto en el movimiento de tropas como en resultados, prueba de ello son los 66 combates que se han tenido este año, que demuestran que el Ejército en esas regiones permanece a la ofensiva y en búsqueda de golpear a los factores de inestabilidad y así defender y garantizar la protección de sus habitantes.

Comentarios de Facebook