Duro golpe contra la extorsión y el secuestro en Antioquia

El primer caso es la captura de un sujeto, perteneciente a la organización delincuencial integrada al narcotráfico Odin Robledo, quien está sindicado de retener a la fuerza y golpear violentamente a un ciudadano de Medellín.

La acción ilegal tuvo lugar el pasado doce de noviembre de 2018, cuando la víctima se hallaba frente al Hospital Pablo Tobón Uribe, sitio donde fue sorprendido luego por tres individuos en un vehículo, quienes lo forzaron a ingresar al automotor dirigiéndolo a una casa para interrogarlo mediante golpes con el fin de que el hombre les proporcionara información sobre un conocido suyo. El objetivo era exigirle una suma de $45 millones por su liberación.

No obstante, después de cuatro horas de intentos para obtener los datos, los responsables decidieron liberarlo para que éste se dirigiera donde la persona en mención, contándole así lo que había ocurrido y lo que podría volver a suceder sino se lograba conseguir el dinero.

Sin embargo, la reacción de la víctima fue acudir a las autoridades para narrar lo acontecido y así dar con el paradero de los delincuentes, dando como resultado operacional por parte del Ejército Nacional y del CTI la detención de uno de ellos, siendo éste el que realizaba las exigencias económicas.

El segundo caso, de nuevo en la capital antioqueña, fue la captura por orden judicial de una persona, integrante de la organización criminal Los Pachely, por el delito de secuestro simple al haber retenido en contra de su voluntad a un hombre quien había sido contratado inicialmente para instalar varias cámaras de seguridad en una locación en el municipio de Bello en el Valle de Aburrá.

En una primera instancia, después de haberse concretado el negocio, la víctima se dirigió al lugar del encuentro en compañía de su socio, también inocente de la acción ilegal, donde fueron recogidos en un vehículo de alta gama viéndose luego sorprendidos al enterarse que estaban secuestrados.

El denunciante junto con su conocido fueron llevados a una casa en el barrio Goretti, sitio seleccionado para llevar a cabo el acto delincuencial, donde se les amordazó y se les exigió violentamente la suma de $50 millones por la liberación de ambos.

No obstante, al pasar unas horas los hombres armados resolvieron dejar en libertad al socio para que consiguiera el dinero, sin embargo, solo fue posible reunir ocho millones, monto que fue entregado de igual forma a la organización ilegal, dejando así en libertad a quien luego sería el responsable de interponer la denuncia frente a las autoridades el día cuatro de octubre de 2017.

Una tercera operación militar de control territorial fue la captura de dos sujetos a quienes se les imputaron cargos por los delitos de secuestro simple, hurto calificado y agravado en el municipio de San Francisco, esta vez en el oriente antioqueño.

Los señalados de 20 y 36 años de edad fueron puestos a disposición de la Fiscalía Especializada No. 53, después de haberse hecho efectiva la orden de captura expedida por el juzgado municipal de Rionegro.

El caso por el que se les acusa es la retención contra su voluntad de un ciudadano de la tercera edad en la región, quien fue amordazado y se le exigía una suma de $200 mil por su liberación. La víctima para el momento del acontecimiento se encontraba a media hora de la zona urbana facilitando así la acción criminal.

Tres meses después, aproximadamente, el denunciante decidió presentarse antes las autoridades dando una descripción detallada de los responsables mediante el reconocimiento fotográfico.

Finalmente, una cuarta operación por parte del Ejército Nacional y del CTI fue la captura en flagrancia de tres sujetos por extorsión a un ciudadano del municipio de Guarne. Los detenidos de 47, 34 y 21 años de edad se encontraban exigiéndole la suma de quince millones de pesos a una persona con el fin de no atentar contra él y su familia.

Entre los elementos incautados está un celular, que aún es objeto de investigación, y una motocicleta. De igual forma, los señalados fueron puestos a disposición de la Fiscalía Especializada No. 53 donde se les realiza su proceso de judicialización.

El Ejército Nacional invita a la ciudadanía a seguir denunciando a través de las líneas gratuitas 146 y 147 para hacer frente a los delitos como el secuestro y la extorsión.

Comentarios de Facebook