Comisión Primera aprobó ponencia para ampliar periodos de alcaldes y gobernadores.

En la mañana de este martes, la Comisión Primera de Cámara, votó el informe de la ponencia para permitir la ampliación de periodos de alcaldes y gobernadores, con 32 votos de 35, nueve negativos y 24 positivos.

Pero hay polémica por el presunto favorecimiento a los actuales mandatarios regionales que están finalizando su tercer año y que de prosperar la iniciativa, no terminarían sus periodos el 31 de diciembre de 2019, sino que se quedarían dos años y medio más en sus cargos es decir hasta julio de 2022.

¿Como se lograría unificar los periodos?

Lo que busca la iniciativa, según Caracol Radio, es que con la unificación de periodos los colombianos acudan a las urnas para elegir a los integrantes del Congreso, alcaldías y gobernaciones para que inicien los periodos constitucionales en la misma fecha. Esto quiere decir que desde el 2022 los congresistas se posesionarían el 20 de julio, alcaldes y gobernadores el 25 del mismo mes y el presidente de la República el 7 de agosto.

En una audiencia pública realizada el pasado 27 de septiembre, la Federación Nacional de Departamentos, la Federación Colombiana de Municipios y la Asociación Colombiana de Ciudades Capitales anunciaron al unísono su apoyo a la iniciativa, por considerar que “mejoraría la coordinación y articulación en la planeación económica entre las entidades territoriales y el Gobierno Nacional”.

Pero según sus contradictores, es difícil encontrar rechazo entre los mandatarios locales a la oportunidad de gobernar 30 meses adicionales, a los 48 meses para los que fueron elegidos en 2015, señalando a sectores como Cambio Radical y La U.

Contrapropuesta.

Para evitar estas diferencias, pero reconociendo las ventajas de la unificación de los periodos, sectores han planteado que dicha reforma entre en vigencia para los futuros mandatarios,  Juanita Goebertus, del Partido Verde, presentó ante la Comisión Primera una ponencia alterna que, aunque defiende la unificación de períodos, propone que dicha reforma solo sea aplicable hasta el año 2028, informo El Espectador.

Además de lograr que los períodos de las autoridades locales, regionales y nacionales coincidan a partir de esa fecha —para evitar legislar en interés propio—, se propone ampliar el tiempo de altos funcionarios del Estado: el presidencial, el de los congresistas, diputados, concejales, alcaldes, gobernadores, fiscal, contralor y defensor del Pueblo.

“Contar con períodos más largos permite dar estabilidad y continuidad al Gobierno con el fin de evitar las alteraciones que causan las rupturas propias de los períodos más cortos. Extender un año el período permite ofrecer un año adicional de ajuste y planeación para que los siguientes cuatro sean de ejecución”, argumentó la legisladora.

La idea de Goebertus es la siguiente. En 2022, fecha en la que tendrán lugar las próximas elecciones legislativas y presidenciales, comenzarían los períodos de cinco años para estos, terminado el 31 de diciembre de 2027. Habría un período de transición, dado que terminarán ejerciendo, para 2027, un período de cinco años y cinco meses. El objetivo sería unificar todos los niveles, incluyendo el de los entes de control arriba mencionados.

Entonces, los alcaldes, gobernadores, diputados, concejales y miembros de juntas administradoras locales (JAL) que se elijan en los comicios de 2019 y en 2023 ejercerían su período regular de cuatro años, para unificarlos con el presidencial en 2028, pues comenzarían a desarrollar sus funciones a partir de ese año. Todos comenzarían el ejercicio de sus funciones el 1º de enero de 2028.

Las ventajas de unificar los periodos.

Los beneficios han sido expuestos ampliamente: la coordinación y puesta en marcha de políticas públicas que ejecuten los planes de desarrollo nacionales y regionales, evitar las restricciones que representa la Ley de Garantías y ahorrar presupuesto en los costos propios de un proceso electoral.

Comentarios de Facebook